HUESOS DE SANTO

Huesos de Santo: Por Víctor F. Ábalos

Huesos de santo. Con el Día de Todos los Santos, los postres adquieren protagonismo. Elabora de una forma fácil esta receta tradicional.

RECETA DE HUESOS DE SANTO

Se acerca la festividad de Todos los Santos, un día muy especial en muchos países del mundo. Se trata de un día en el que recordamos a nuestros difuntos y a la vez disfrutamos de otras tradiciones. En gastronomía, este día también es importante y por ello se elaboran recetas especiales, como es el caso de los tradicionales Huesos de Santo. Este postre es de origen español. Se trata de unos cilindros alargados hechos de mazapán. En su interior, encontramos una masa de almendra y azúcar relleno de un almíbar de yema. Este relleno se puede hacer a gusto del comensal. Existen otras versiones hechas con chocolate, fresa, coco e incluso crema. Si quieres preparar tu mismo en casa unos deliciosos huesos de santo, ponte el delantal y prepara los ingredientes que te muestro a continuación:

INGREDIENTES para 4 personas

  • 200g de almendra molida
  • 275g de azúcar
  • 150ml de agua
  • una cucharada de azúcar glas
  • 4 yemas de huevo

COMO HACER LOS HUESOS DE SANTO

1.- En una olla pequeña, ponemos 175g del total del azúcar y 100ml del de agua. Lo calentamos a fuego medio hasta que empiece a hervir. Dejamos que se cocine durante unos 3 minutos, removiendo con frecuencia para que se mezclen ambos ingredientes. Pasado este tiempo, lo retiramos del fuego y lo dejamos atemperar durante alrededor de 10 minutos.

2.- Después, en un bol, ponemos la almendra molida. Añadimos el almíbar anterior en pequeñas tandas mientras vamos amasando. El objetivo es obtener una bola de mazapán un poco pegajosa por el azúcar, pero firme. Con esta masa, prepararemos los canutillos de los huesos de santo. 

3.- Sobre una superficie plana, ponemos un poco de azúcar glas. Colocamos la masa sobre ello y la estiramos hasta obtener una lámina de unos 3mm de espesor. 

4.- Con una regla, cortamos la lámina en tiras de unos 5x5cm y con ayuda de un palillo, les hacemos los surcos característicos de los huesos de santo. Después enrollamos las tiras hasta formar canutillos y los sellamos. Los reservamos en un plato hasta que acabemos con toda la masa.

5.- Mientras tanto, preparamos el relleno de yema de nuestros huesos de santo. En una olla, ponemos los 100g de azúcar y los 50 ml de agua restantes. Lo calentamos a fuego medio y dejamos que hierva mientras removemos con frecuencia alrededor de unos 3 minutos. Después, lo retiramos del fuego y dejamos que se enfríe.

6.- En otro bol, ponemos las yemas y las batimos. Después, vertemos todo el almíbar poco a poco -en hilo- sobre éstas y removemos hasta que se mezcle. Vertemos la mezcla en una olla al baño maría y dejamos que se cocine aquí durante unos 30 minutos, sin dejar de remover con una varilla. Pasado este tiempo, se habrá formado una crema espesa.

7.- Para terminar de hacer nuestros tradicionales huesos de santo, ponemos en una manga pastelera la crema que acabamos de preparar. Rellenamos uno por uno los canutillos de mazapán que teníamos secando, y dejamos que se terminen de enfriar en la nevera durante 1 hora. 

Aunque se trata de una receta un poco laboriosa, estos huesos de santo tradicionales son muy fáciles de hacer. Además, como has podido comprobar, necesitamos para ello muy pocos ingredientes. Como dije al principio, puedes personalizar el relleno a tu gusto. ¡Pruébala en casa!

MAS EN COCINA CASERA Y FACIL

Tarta de la abuela

Bizcocho sin huevo

Vasitos de oreo

Si te ha gustado esta receta puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy como FacebookTwitter e Instagram

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

#FrenarLaCurva