POLLO AL AJILLO receta

Pollo al ajillo. Una receta típica de la gastronomía española

RECETA DE POLLO AL AJILLO DE LA ABUELA

Una receta dela abuela. Como buen plato de la cocina tradicional española, el pollo al ajillo es un clásico que seguro está dentro del recetario de vuestras madres y abuelas. Se trata de una receta muy sencilla de preparar con esta carne como ingrediente principal. Una carne que gusta a casi todo el mundo y que además, es muy económica y saludable. También le vamos a añadir abundante ajo, que le dará mucho sabor a toda la elaboración y obtendrás una salsa… ¡Para chuparse los dedos! Para preparar esta receta de pollo al ajillo, solamente necesitas los siguientes ingredientes:

INGREDIENTES para 4 personas:

  • 1 pollo entero troceado
  • Una cabeza de dientes de ajo
  • 1 cucharada de harina
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 750ml de caldo de pollo
  • Sal y pimienta
  • Aceite

COMO HACER POLLO AL AJILLO EN SALSA:

Tiempo necesario: 1 hora.

Veamos como preparar en unos pasos muy sencillos, un delicioso pollo al ajillo:

  1. Ponemos unos dientes de ajo enteros y sin pelar en una cazuela con aceite a fuego medio

    En una olla o en una cazuela alta, ponemos un chorrete de aceite. Lo calentamos a fuego medio y vamos a añadir aquí unos 4 dientes de ajo enteros y sin pelar. El resto de la cabeza de ajos, la reservamos para después. Dejamos que se cocinen a fuego medio durante un par de minutos.

  2. Sellamos la carne: Para que nos quede un pollo al ajillo frito jugoso

    Pasados esos dos minutos, añadimos el pollo troceado y previamente salpimentado. Subimos la potencia del fuego mientras removemos todos los ingredientes. La idea es sellar el pollo, dejándolo crudo en su interior. Dejamos que se cocine a fuego muy fuerte durante 1 o 2 minutos. Cuando se haya dorado, le damos la vuelta a cada pieza del pollo y dejamos que se selle la otra cara de nuevo durante unos dos minutos más. Cuando el pollo esté bien sellado -pero crudo en el interior- lo retiramos y lo reservamos en un plato.

  3. Añadimos el resto de dientes de ajos. Unos cortados en láminas y otros picados

    Volvemos a bajar la potencia del fuego, y añadimos el resto del ajo que teníamos reservado en el aceite. De este ajo, ponemos la mitad pelada y cortada en láminas y el resto, picado muy fino. El ajo laminado nos lo encontraremos en la elaboración y el picado, se deshará y se integrará con la salsa, dándole más sabor a ésta. Esto es importante, porque así obtendremos el pollo al ajillo frito perfecto.

  4. Agregamos una cucharada de harina para espesar un poco la salsa

    Pasados unos 30 segundos, justo cuando el ajo que acabamos de añadir comience a dorarse, añadimos una cucharada de harina. Mezclamos bien para que esta harina se integre bien con el aceite y no queden grumos. Dejamos que se tueste alrededor de 1 minuto. La harina hará que la salsa coja un poco de espesor y den más ganas de untar pan.

  5. Terminamos nuestro pollo al ajillo frito

    Cuando la harina se haya tostado, vertemos el vino blanco y dejamos que se cocine alrededor de 1 minuto, tiempo suficiente para que se evapore el alcohol. Luego, devolvemos el pollo a la olla y lo cubrimos con el caldo. Llevamos a ebullición y si el caldo no tenía sal, añadimos su pizca. Dejamos cocer durante unos 20 minutos más, hasta que el pollo quede tierno, haya intercambio de sabores y la salsa reduzca ligeramente. Después, servimos.

De esta forma tan sencilla hemos preparado un delicioso pollo al ajillo receta dela abuela. Al más puro estilo tradicional. Una receta ideal para cualquier ocasión. ¡Sorprenderás a todos tus invitados!

MÁS EN COCINA CASERA Y FACIL:

Pollo guisado con verduras

Carrilleras de cerdo en salsa de vino tinto

Ternera en salsa de ostras estilo chino

Si te ha gustado esta receta puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy como FacebookTwitter e Instagram

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

#FrenarLaCurva