ESPÁRRAGOS BLANCOS GRATINADOS CON BECHAMEL AL HORNO

Espárragos blancos gratinados con bechamel: por Víctor F. Ábalos

RECETA DE ESPARRAGOS BLANCOS GRATINADOS

Espárragos blancos gratinados con bechamel. Hoy traemos una receta poco usual, pero igualmente deliciosa. Está hecha con espárragos, acompañados por jamón serrano, jamón york, y una bechamel que vamos a gratinar con queso rallado. Una mezcla muy sabrosa además de equilibrada ya que la bechamel aporta a este plato una cierta cantidad de calorías mientras los espárragos nos aporta mucha fibra. La mezcla de sabores da como resultado un plato muy rico. Si te apetece preparar algo diferente y completo, prueba estos espárragos blancos gratinados con bechamel. Un plato único y delicioso.

Ingredientes para 2 personas:

  • 10-12 espárragos blancos
  • 200g de jamón york en lonchas
  • 100g de jamón serrano en taquitos
  • 100g de queso curado o semicurado
  • 50g de mantequilla
  • 50g de harina de trigo
  • 600ml de leche
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • sal y pimienta

 

COMO HACER LOS ESPARRAGOS BLANCOS GRATINADOS CON BECHAMEL AL HORNO

  1. En una cazuela antiadherente a fuego medio, ponemos la mantequilla. Cuando se deshaga, añadimos la harina, el jamón picado, y removemos todo con unas varillas. Pasado 1 minuto, añadimos 200 ml de leche, y removemos todo de nuevo. De este modo, se formará una masa densa.
  2. Seguimos removiendo y añadimos el resto de la leche. Mezclamos hasta que la consistencia sea homogénea y haya perdido densidad. Salpimentamos y añadimos la nuez moscada. Dejamos que se cocine todo durante unos 4 o 5 minutos, removiendo ya con menos frecuencia. Pasado este tiempo, lo retiramos del fuego.
  3. Después, ponemos un poco de esta bechamel en el fondo de una fuente de horno. Así evitaremos que los espárragos se peguen. A continuación, envolvemos los espárragos con las lonchas de jamón york. Colocamos los espárragos en la fuente y añadimos sobre ellos el resto de la bechamel.
  4. Hecho esto, rallamos el queso sobre la bechamel. Cuando esté bien cubierto, metemos todo en el horno, previamente calentado a 220ºC, calor sólo arriba o en modo grill. Dejamos que se cocine unos 5-6 minutos. Cuando el queso se haya dorado, sacamos la fuente del horno y los servimos antes de que se enfríen.

Estos espárragos blancos gratinados con bechamel están deliciosos. Es un plato muy completo. El truco del mismo, está en hacer bien la bechamel. Prepárala siguiendo estos pasos y te quedará deliciosa.

Deja tu comentario

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD RECETERA! 😋

X