PECHUGAS DE POLLO EN SALSA DE CHAMPIÑONES

Pechugas de pollo en salsa de champiñones. Una salsa que conjuga estupendamente estos dos ingredientes

PECHUGAS DE POLLO EN SALSA DE CHAMPIÑONES CON NATA

Pechugas de pollo en salsa de champiñones. La carne del pollo es un alimento bajo en grasas y con un sabor estupendo que todo el mundo conoce. En esta ocasión, vamos a emplear la pechuga de esta ave, que es una de las partes más sabrosas y magras de este animal. Y además, lo vamos a acompañar con una deliciosa salsa que las va a hacer aún más jugosas. Se trata de una receta rápida y fácil de hacer, apta para todos los públicos. Los champiñones le dará a toda la elaboración un toque muy interesante. A continuación, te dejo los pasos para preparar estas pechugas de pollo en salsa de champiñones con nata.

INGREDIENTES para 6 personas

  • 4 pechugas de pollo
  • 500g de champiñones
  • 250ml de nata para cocinar
  • 1 puñadito de perejil fresco
  • 500ml de caldo de pollo
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

RECETA DE PECHUGAS DE POLLO EN SALSA CHAMPIÑONES FACIL

Tiempo necesario: 30 minutos.

Aquí tienes los pasos para elaborar en poco tiempo esta sencilla receta de las pechugas de pollo en salsa de champiñones con nata:

  1. Preparamos las pechugas de pollo.

    En una cazuela alta echamos un chorrito de aceite y calentamos a fuego fuerte. Cuando esté caliente, agregamos las pechugas cortadas en cubos de tamaño de bocado, y previamente salpimentadas. Dejamos que se cocinen durante unos 2 minutos por cada cara, hasta que queden selladas. Esto es, doradas por fuera y crudas por dentro.

  2. Preparamos la salsa de champiñones.

    Una vez selladas, retiramos las pechugas de la cazuela y las reservamos. En esta misma cazuela, añadimos los champiñones, el ajo y el perejil, todo bien picado. Este sofrito será la base de nuestras pechugas de pollo en salsa de champiñones. Bajamos el fuego al medio y dejamos cocinar durante 10 minutos, removiendo con una cuchara de vez en cuando. Pasado ese tiempo, retiramos la cazuela del fuego.

  3. Agregamos el caldo de pollo y la nata.

    En la misma cazuela vertemos el caldo de pollo y la nata para cocinar. Con una batidora batimos todo el contenido de la cazuela, hasta que veamos que no quedan grumos. Entonces, devolvemos la cazuela al fuego.

  4. Devolvemos el pollo a la cazuela y terminamos de cocinar.

    Echamos las pechugas de pollo de nuevo a la cazuela, y manteniendo el fuego a medio, dejamos cocinar durante unos 15 minutos, mientras el caldo se va espesando poco a poco. Finalmente, emplatamos las pechugas y las servimos inmediatamente.

De esta manera tan sencilla tendremos listas nuestras pechugas de pollo en salsa de champiñones y nata. Si te gustan los champiñones puedes añadir más cantidad en esta receta si lo prefieres. Incluso si te atreves, puedes incluir otros ingredientes como patatas. A partir de aquí, a gusto de cada uno. Y sobretodo ¡disfrútalas!

MÁS EN COCINA CASERA Y FACIL

Muslos de pollo en salsa de almendras

Pollo al ajillo frito

Pechugas de pollo al limón

Si te ha gustado esta receta puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy como FacebookTwitter e Instagram
class="total-comments">One Response
  1. Alida Zavarce 20/05/2020

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

#FrenarLaCurva