LASAÑA DE CARNE SIN HORNO

Lasaña de carne sin horno. Una idea para preparar una lasaña, en caso de que no tengas horno en casa

Una ración de lasaña de carne sin horno servida en un plato

Lasaña de carne sin horno. De mi viaje a Italia en 2019, lo que más me sorprendió, es la poca cocción de horno que recibían todas las Lasañas. Es más, de todas las que probé, que fueron unas cuantas, ninguna estaba gratinada. Tan sólo calentada en el horno. En esta ocasión, y teniendo en cuenta ésto, nos vamos a saltar la utilización del horno, para calentarla de una manera fácil, rápida y sin necesidad de encenderlo para absolutamente nada. Esta es la receta de la lasaña de carne sin horno

     LASAÑA DE CARNE SIN HORNO

INGREDIENTES para 4 personas:

  • 8 obleas de lasaña
  • 1kg de carne picada mitad cerdo mitad ternera
  • 2 cebollas
  • 2 zanahorias
  • 1 rama de apio
  • 300g de tomate triturado
  • 1 vaso de vino blanco o tinto
  • 1/2 vaso de leche
  • 200g de panceta o bacon
  • 500ml de salsa bechamel casera
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de romero seco
  • 1 cucharadita de perejil fresco picado
  • Sal y pimienta
  • Aceite

RECETA DE LA LASAÑA DE CARNE SIN HORNO:

1.- Cocemos las obleas de la lasaña. Para ello, en una cazuela con abundante agua hirviendo, ponemos un puñadito de sal. Introducimos las obleas en pequeñas tandas y dejamos cocinar aquí unos 5-7 minutos. Para evitar que se peguen entre sí, removemos de vez en cuando. Una vez cocidas, las retiramos y las dejamos reposar en papel absorbente.

2.- Ahora vamos a preparar una salsa para la Lasaña de carne sin horno. En una sartén, ponemos el bacon cortado en cubos. Calentamos a fuego muy fuerte y cocinamos este bacon durante un par de minutos. Hasta que esté bien dorado. Llegados a este punto veremos que ha soltado un montón de grasa en el fondo de la sartén. Cuando esté tostado, retiramos y reservamos el bacon, manteniendo esta grasa en la sartén.

3.- A continuación bajamos la potencia del fuego y en esta misma sartén, añadimos la cebolla, la zanahoria y el apio, todo bien picado. Salpimentamos y removemos con frecuencia con una cuchara de madera, mientras dejamos cocinar 10 minutos.

4.- Pasado este tiempo añadimos la carne picada, la base de nuestra lasaña de carne sin horno. La salpimentamos y la mezclamos e integramos con las hortalizas mientras la separamos un poco, con la cuchara. Así no quedan mazacotes muy grandes. Cocinamos dos o tres minutos más, hasta que pierda el color a crudo.

5.- Es el turno de añadir el tomate triturado. Volvemos a integrar con los demás ingredientes y dejamos que se cocine otros 5 minutos más.

6.- Ahora añadimos el vino que, puede ser blanco o tinto. La leche, la cual va a dar a todo muchísima cremosidad, el orégano, el romero y el perejil. Devolvemos el bacon que habíamos reservado al principio y removemos nuevamente para integrar todos los ingredientes entre sí. Dejamos cocinar todo esto, a fuego suave durantes unos 40 más.

7.- Hecho todo esto, y como vamos a hacer la lasaña de carne sin horno, ponemos unas cucharadas de salsa de tomate en el fondo de una sartén. La extendemos por la superficie de la sartén. Sobre ella, ponemos una capa de las obleas de la lasaña. Sobre esta capa, ponemos la salsa de carne que acabamos de hacer. Y sobre ésta, colocamos un poco de bechamel (me sorprendió que en Italia, le añaden muy poca. Mucha menos que aquí) y finalmente terminamos con otra capa de obleas. Repetimos este paso hasta formar, en total, tres pisos.

8.- Sobre el último piso -otra cosa que me sorprendió- ponemos más salsa de la carne. En España siempre terminamos las lasañas con una capa de obleas. En Italia, lo hacen con salsa de carne. Así que le ponemos esta capita y finalmente, un poco más de bechamel. Ahora, tapamos la sartén y la llevamos a fuego muy suave, durante unos 5 minutos. Cuando esté caliente, retiramos y servimos inmediatamente.

Obviamente, que puedes hacer esta lasaña de carne en el horno. Pero me sorprendió que absolutamente ninguna de las que probé, estaba gratinada. Tan sólo, caliente del horno. Es por ello que, si no quieres utilizar el horno o, si no tienes un horno en casa ¡Esta lasaña de carne sin horno es muy buena opción!

Si te ha gustado esta lasaña de carne sin horno, puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy como Facebook, Twitter e Instagram

MÁS EN COCINA CASERA Y FÁCIL:

Lasaña de verduras

Espaguetis a la carbonara

Provolone al horno con tomate

MÁS RECETAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR
Aviso de cookies