REVUELTO DE MORCILLA de burgos

Revuelto de morcilla de burgos. Un revuelto rico, cremoso y con ingredientes fáciles de lograr

Presentación de una ración de revuelto de morcilla de burgos listo para servir.

Revuelto de morcilla. Receta simple, fácil y muy rica. En esta receta la base es el huevo revuelto que aunque requiere de cierta técnica, es muy sencillo de hacer. Revueltos se pueden hacer de muchos tipos, pero sin duda con morcilla vamos a conseguir un plato diferente y delicioso. Los ingredientes se pueden encontrar en cualquier sitio y no son caros. Vamos a ver como se prepara este revuelto de morcilla de arroz, o morcilla de burgos.

 

INGREDIENTES para 2 personas:

 

  • 5 huevos
  • 1/2 morcilla de arroz
  • Pimentón rojo
  • Aceite de oliva
  • Sal

 

RECETA DEL REVUELTO DE MORCILLA:

 

1.- Pelamos y desmigamos la morcilla hasta deshacerla por completo y reservamos.

2.- En un bol aparte ponemos 4 huevos y solo la yema del quinto. Ésta le dará una cremosidad extra al revuelto. Batimos bien sin añadir sal, de momento. La sal, cambia el color y la textura del huevo, por tanto, podría arruinar nuestro plato. Se la añadiremos al final.

3.- En una cazuela alta, lo menos antiadherente posible, añadimos los huevos y la ponemos a fuego medio alto. Con una cuchara de madera debemos remover la mezcla enérgicamente y sin parar. Si la temperatura sube demasiado podemos retirar la cazuela del fuego un instante, removiendo en todo momento, y devolverlo cuando la temperatura se haya estabilizado.

4.-  Haremos esto durante un par de minutos, más o menos, hasta que veamos que empieza a espesar. La idea es que quede cuajado pero a la vez cremoso, sin que alcance la textura de una tortilla rota. Ese será el momento de retirar del fuego y de añadir la morcilla, el aceite de oliva y la sal. Terminamos de mezclar bien todos los ingredientes.

5.- Emplatamos al instante porque si no, el calor residual de la olla, seguirá cocinando el revuelto. Al final, debe quedar cremoso pero manteniendo cierta consistencia. Que no quede ni muy líquido, que sería como una sopa de huevo, ni demasiado duro, que sería casi como un bloque de huevo o una tortilla rota. Buscamos un equilibrio entre consistencia y cremosidad.

 

Prueba a hacer este revuelto de morcilla, es muy fácil, siguiendo la técnica adecuada y el resultado es espectacular.

 

Si te ha gustado este revuelto de morcilla, puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy, como Facebook, Twitter e Instagram

 

MAS EN COCINA CASERA Y FÁCIL

Revuelto de bacalao

Huevos rotos con patatas fritas

Lentejas con verduras

 

MÁS RECETAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR
Aviso de cookies