PECHUGAS DE POLLO EN SALSA DE NATA Y QUESO

Pechugas de pollo con nata y queso ¡ideales para los peques de la casa! A pesar de que lleva nata -y la nata tiene grasa- esta receta es más saludable de lo que puede parecer. Al contrario que otras carnes o partes del pollo, las pechugas apenas tienen grasa, por lo que el resultado es un plato muy equilibrado. Como cualquier receta con nata, por ejemplo, los espaguetis con setas que hicimos hace un tiempo, su sabor tiene un toque que gusta mucho a niños y adultos. Hoy vamos a preparar estas pechugas de pollo con nata y queso, de una forma muy sencilla. Siguiendo estos pasos las tendrás listas en poco más de media hora.

PECHUGAS DE POLLO CON NATA Y QUESO

INGREDIENTES para 4 personas:

  • 4 pechugas de pollo
  • 400ml de nata para cocinar
  • 50g de queso curado o semicurado
  • 1/2 cebolla
  • 2 limones
  • 1 cucharada de orégano
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva

RECETA DE LAS PECHUGAS DE POLLO CON NATA Y QUESO

Tiempo necesario: 35 minutos.

Estos son los pasos para preparar unas ricas pechugas de pollo con nata y queso ¡Anímate a hacerlas en casa!

  1. Limpiamos la carne y la sellamos a fuego fuerte para que conserve sus jugos

    Con un cuchillo, eliminamos los nervios y grasas de las pechugas, y después las salpimentamos. En una sartén amplia a fuego fuerte, ponemos un chorrito de aceite. Cuando esté caliente, ponemos las pechugas y las cocinamos durante unos 2-3 minutos por cada cara, hasta que estén bien doradas. Las retiramos de la sartén y las reservamos en un plato.

  2. Preparamos un sofrito para dar sabor a la salsa

    Ahora, en la misma sartén bajamos la potencia del fuego a medio, y ponemos otro chorrito de aceite. Cuando esté de nuevo caliente, añadimos la cebolla bien picada y una pizca de sal. Dejamos que se cocine en torno a 10 minutos, removiendo con cierta frecuencia, hasta que se ablande. Pasado el tiempo, añadimos el jugo del limón y lo integramos.

  3. Toca hacer la salsa de nata y queso

    Hecho esto, ponemos el sofrito en un vaso batidor y añadimos la nata y el queso rallado. Trituramos todo con una batidora eléctrica hasta que quede una salsa fina. La devolvemos a la sartén, añadimos el orégano, corregimos de sal y de pimienta, y lo calentamos todo a fuego medio durante unos 2 minutos.

  4. Añadimos las pechugas a la salsa y las cocinamos durante 10 minutos

    Finalmente, cuando la salsa esté caliente, añadimos las pechugas de pollo que teníamos marcadas y reservadas. Dejamos que se cocinen durante 10 minutos, bañándolas de vez en cuando en la salsa para que se cocine bien el interior. Pasado este tiempo, las servimos en platos y las regamos con la salsa de nata y queso.

Así de fácil es preparar las pechugas de pollo y su salsa con nata y queso. Si tienes niños pequeños en casa, o simplemente quieres darte un capricho, prueba a hacerlas en casa. Este plato es muy rico y sencillo.

Si te han gustado estas pechugas de pollo con nata y queso, puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy, como Facebook, Twitter e Instagram

MÁS EN COCINA CASERA Y FÁCIL

Pastel de arroz y carne picada FÁCIL Y DELICIOSO

Judías verdes con patatas y jamón

Calabaza rellena de verduras al horno

MÁS RECETAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR
Aviso de cookies