caldo de pollo
Caldo de pollo. Perfecto para entrar en calor, tomándolo tal y como está o para hacer otras preparaciones con él

 

CALDO DE POLLO CASERO

 

El caldo de pollo casero, es una de las elaboraciones más básicas y más fáciles que todo cocinero debe saber a hacer. Sirve para hacer con él arroces, sopas, guisos, algunas salsas, cremas, para darle sabor a algunos platos, para tomarlo tal cual, bien calentito en las noches de invierno…. Las posibilidades son infinitas. Tiene la ventaja que nos permite aprovechar los deshechos del pollo, somo su carcasa y aquellos huesos que no vayamos a utilizar.Así aprovechamos literalmente todas las partes de un pollo que hayamos comprado en el mercado. ¡En la cocina se aprovecha todo!

 

INGREDIENTES DEL CALDO DE POLLO:

 

  •  La carcasa de un pollo
  •  1 cebolla
  •  1 pimiento verde y/o rojo
  •  1 puerro
  •  1 o 2 zanahorias
  •  Especias al gusto (para mí,la pimienta en grano, es obligatoria)
  •  Sal
  •  Vino blanco

 

COMO HACER CALDO DE POLLO:

 

1.- Echamos todos los ingredientes en una olla u otro recipiente grande y llenamos de agua, hasta que los cubra dos o tres dedos por encima. 

2.- Con los ingredientes ya dentro y cubiertos de agua, lo ponemos todo a calentar. Es importante empezar con el agua fría (temperatura ambiente) ya que así conseguiremos que nuestros ingredientes suelten más jugo que si los metiésemos en agua ya en ebullición. El motivo técnico de que esto sea así es que, si metemos los huesos en agua ya hirviendo, las proteínas de los huesos del pollo se coagulan y evitan que éstos suelten todo su jugo.

3.- Cuando comience a hervir el agua, bajamos el fuego y con una cuchara o cucharón, vamos eliminando la espuma que vaya saliendo de la superficie. Al principio, cuando el agua se caliente,saldrá mucha.Ésto,son las impurezas.

4.- Cuando no salga más espuma, lo tapamos y lo dejamos hervir a fuego suave durante,de una hora y media a tres horas, dependiendo de lo concentrado que queramos el caldo. Si lo hacemos en olla exprés, lo cual no recomiendo si eres principiante, con tenerlo de media a una hora a fuego suave será suficiente.

5.- Colamos el caldo y lo reservamos ya sin ingredientes sólidos. Lo metemos en el frigorífico durante una noche entera. Al día siguiente, habrá salido una especie de gelatina en la superficie. Esto es la grasa. Recomiendo eliminarla con una cuchara.

 

Hacer un caldo de pollo es,tan sencillo como ésto. No requiere demasiado esfuerzo ya que, aunque pueda estar una hora o más al fuego, no tenemos que estar constantemente vigilando mientras se cuece. Como os habréis dado cuenta, no le hemos puesto sal. Esto es porque en el futuro podríamos utilizar el caldo para reducirlo en una salsa con lo cual, nos quedaría demasiado salada. Se puede echar sal pero, con cuidado. Los restos de pollo y verdura que hayan sobrado,estarán totalmente recocidos y sin mucha sustancia. Si no quieres tirarlos, puedes hacer una sopa con el caldo que has hecho, añadiéndole los restos, unas croquetas o tritutarlo todo y hacer un puré (añadiéndole también un poco del caldo)

 

 Si te ha gustado este caldo de pollo por favor, compártelo en tu red social favorita interactuando con los botones que hay más abajo. ¡Esto me ayudaría mucho!

 

CALDO DE POLLO RECETA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies