PASTELES DE BELEM

Pasteles de Belem: por Gorka Barredo

RECETA DE LOS PASTELES DE BELEM

Si eres un amante de los viajes y sobre todo de la buena gastronomía internacional, estoy seguro que en alguna ocasión has visitado Portugal. La gastronomía portuguesa está encuadrada dentro de la cocina mediterránea y en ella puedes encontrar platos típicos como el caldo verde o el bacalhau à Brás. Su capital Lisboa, es una ciudad que «engancha» por su belleza, pero también por su gastronomía. Uno de los lugares señalados en el mapa es el Barrio de Belem, allí puedes degustar sus famosos Pasteles de Belem (también llamados Pastéis de Belém o Patéis de nata). Se trata de unas tartaletas de nata elaboradas según una receta secreta que a día de hoy no se ha desvelado. La pasta con la que se prepara este postre tradicional portugués es de hojaldre y la crema tiene una base de yema de huevo, azúcar y leche. Gracias a estos datos podemos acercarnos un poco a la receta original y de este modo, poder preparar nosotros mismos este delicioso dulce en casa, aunque no es la receta exacta de la fábrica de los pastéis de Belem. Para elaborar unos Pasteles de Belem sencillos, necesitamos los siguientes ingredientes:

Pasteles de Belem receta original. Elabora de forma fácil este delicioso postre de origen portugués muy conocido en todo el mundo. ¡Pruébalo!

Ingredientes para 10 Unidades

  • 2 láminas de hojaldre
  • 200g de azúcar
  • 350ml de leche
  • 150ml de agua
  • 4 yemas de huevo
  • 1 rama de canela
  • la piel de 1 limón
  • 30g de harina
  • canela en polvo (para decorar)

 

COMO HACER LOS PASTELES DE BELEM ORIGINALES

  1. Lo primero que vamos a hacer, es preparar las bases de hojaldre. Para ello, enrollamos cada masa de hojaldre sobre sí misma y hacemos cortes de alrededor de unos 3-4 cm de grosor. Después, ponemos cada trozo de masa en un molde de alumino individual o en un molde especial para magdalenas previamente engrasado con un poco de mantequilla derretida. Estiramos la masa para que cubra bien todo el molde. Reservamos.
  2. Hecho esto, en una cazuela pequeña añadimos el agua y el azúcar. Llevamos a ebullición mientras removemos y después, dejamos calentar unos 5 minutos a fuego medio. 
  3. Mientras tanto, en otra cazuela, continuamos con la elaboración de nuestros pasteles de Belem. Añadimos la mitad de la leche junto con la rama de canela y la piel de limón. Lo calentamos a fuego suave durante unos 5 minutos para que la leche se infusione del sabor de la canela y el limón. 
  4. En un bol agregamos el resto de la leche y la harina. Removemos bien hasta que la harina se disuelva en la leche. A continuación, vertemos esta mezcla poco a poco en la cazuela donde se está infusionando la otra mitad de la leche, sin dejar de remover. Lo calentamos a fuego suave mientras removemos durante unos 5 minutos aproximadamente hasta que la mezcla coja espesor.
  5. Es el turno de añadir el agua con el azúcar a nuestra mezcla. Lo vertemos poco a poco, sin dejar de remover.
  6. Cuando esté todo bien mezclado, colamos en un bol amplio esta mezcla para retirar el limón, la canela y los grumos que se hayan podido quedar. Añadimos las yema de huevo y batimos hasta que se integren todos los ingredientes de nuestra crema para los pasteles de Belem.
  7. Rellenamos las masas de hojaldre con esta masa casi hasta el borde. Después introducimos los moldes en el horno previamente calentado a 200ºC, calor arriba y abajo y dejamos que se cocine alrededor de unos 30 minutos. 
  8. Pasado este tiempo, retiramos la bandeja del horno y dejamos reposar unos 15 minutos. Cuando nuestros pasteles de Belem se hayan enfriado, decoramos con un poco de canela molida por encima y servimos.

Estos pasteles de Belem son muy fáciles de hacer. Puedes servirlos en caliente o frío a tu gusto. No es la receta orginal del Monasterio de los Jerónimos de Belem, pero su sabor es igual de delicioso y se puede asemejar a esa receta original. ¡Pruébalo!

Más recetas caseras y fáciles:

Deja tu comentario

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD RECETERA! 😋

X