DORADA A LA SAL

Dorada a la sal
Dorada a la sal

Tiempo de Preparación: 30 minutes

 

DORADA A LA SAL

 

Dorada a la sal. O cómo lograr un pescado al horno jugosísimo. Esta receta, que también puede hacerse perfectamente con lubina, dará como resultado un pescado muy jugoso. La sal, hará de capa protectora, evitando que los jugos del pescado se evaporen durante el horneado. No obstante, aunque pueda parecer una cantidad exagerada de sal, la dorada va a absorber justo su cantidad necesaria, dando como resultado una dorada al punto de sal, jugosa, deliciosa y que seguro que repites. Además, no requiere de ningún ingrediente extra, salvo el pescado, un poco de agua y la propia sal. Ni aceite, ni ajo ni ningún otro ingrediente extra. Así, tal cual, ya queda perfecto.

 

INGREDIENTES para hacer una dorada a la sal para 2 personas:

 

  • 2 doradas
  • 2kg de sal gorda
  • 1 vaso de agua

 

RECETA DE LA DORADA A LA SAL:

 

1.- En un bol, ponemos toda la sal. Añadimos, de momento, medio vaso de agua y mezclamos con los dedos. Lo que queremos, es que la sal, quede compacta. Que no quede suelta y se pueda coger a puñaditos con las manos. Algo así como la textura, cuando cogemos un puñadito de nieve pero, en este caso, con sal gorda. Si añadido el medio vaso de agua, no logramos esta textura, echamos el agua restante hasta lograrla

2.- logrado dicha textura y en una fuente de horno, ponemos una fina capa de la sal, apretándola con las manos. Sobre ella, ponemos las doradas. Tapamos las doradas con la sal restante, asegurándonos de apretar un poco, de tal manera que quede bien compacta y las doradas queden bien tapadas. Sólamente vamos a dejar que asomen las cabezas. Es decir que éstas no las vamos a tapar. El resto del pescado, debe quedar todalmente cubierto por la sal. Como decía, aunque parezca mucha cantidad, la dorada sólamente va absorber una mínima cantidad, quedando finalmente al punto de sal.

3.- Introducimos la bandeja en la rendija central del horno, previamente calentado a 200ºC. Generalmente la dorada se hace en unos 20 minutos pero, en este caso, al llevar esta capa protectora de sal, debemos dejarla un poco más, para que el calor penetre completamente en el interior del pescado. Tampoco demasiado más, para que no se reseque. Con 25 minutos, debería ser suficiente.

4.- Pasado el tiempo, retiramos del horno. Eliminamos con cuidado toda la sal que recubre el pescado que, ya ha cumplido su función y servimos inmediatemente

 

¡Delicioso! Esta dorada a la sal es un manjar sin parangón, fácil y rápido de hacer y muy jugosa. ¡No te dejes engañar por el exceso (aparente) de sal y prepárala en casa!

 

Si te gusta esta dorada a la sal por favor, compártela en tu red social favorita ¡Esto me ayudaría mucho!

 

MÁS EN COCINA CASERA Y FACIL:

Dorada al horno sencilla

Lubina al horno con perejil y patatas

Calamares en su tinta

 

 

MÁS RECETAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies