SALSA HOLANDESA FACIL

salsa holandesa receta original facil

RECETA DE LA SALSA HOLANDESA ORIGINAL FACIL

La salsa holandesa es una de las siete salsas madres de la gastronomía francesa. Una salsa «de manual», donde en cualquier escuela de gastronomía te enseñarán. Es similar a la mayonesa (otra de las grandes de la gastronomía francesa), la gran diferencia está en que se sustituye el aceite por la mantequilla. Y en algún otro punto de la elaboración de la misma. La salsa holandesa, es estupenda para acompañar a cualquier pescado.

INGREDIENTES:

  • 100g de mantequilla
  • 2 yemas de huevo
  • zumo de 1/2 limón
  • sal y pimienta

COMO HACER LA SALSA HOLANDESA FACIL:

Tiempo necesario: 15 minutos.

Como puedes ver, la salsa holandesa tan sólo se hace con tres ingredientes (sin incluir la sal y la pimienta) y éstos, son similares a la mayonesa.

  1. Derretimos la mantequilla

    Ponemos la mantequilla, cortada en cubos, en un cazo. Calentamos a fuego suave y dejamos que ésta se derrita por completo

  2. Eliminamos la espuma de la mantequilla

    Una vez derretida, podremos comprobar como en la superficie a emergido una especie de espumilla blanca. Apagamos el fuego y con la ayuda de una cuchara o cucharón, eliminamos y desechamos esta espuma

  3. Preparamos unos huevos en un bol

    Mientras la mantequilla se templa durante unos pocos minutos, preparamos los huevos. Ponemos las yemas en un bol y salpimentamos cada una de ellas. Después las batimos bien. Mejor si lo hacemos una maquina de varillas. Si no, con un tenedor, pero en este caso, mejor con la ayuda de alguien.

  4. Vertemos la mantequilla poco a poco

    Comenzamos a emulsionar nuestra salsa holandesa. Vamos a ir vertiendo poco a poco la mantequilla, en los huevos batidos. Batimos constantemente éstos, mientras echamos la mantequilla en hilo fino. Es importante no dejar de batir en ningún momento, de ahí que mejor hacerlo con una máquina de varillas. Si no, alguien nos puede ayudar, vertiendo la mantequilla mientras otro bate. Veremos que poco a poco, la salsa va emulsionando.
    Es importante tener en cuenta que en el fondo de la mantequilla, estará el suero. Una parte blanquecina que NO SE DEBE AÑADIR

  5. Terminamos con un poco de limón o vinagre

    Cuando hayamos terminado de verter casi toda la mantequilla -recuerda desechar el suero- exprimimos el zumo de 1/2 limon y mezclamos nuevamente.

Ya tenemos nuestra salsa holandesa lista. Es ideal para acompañar a pescados asados o a la plancha, tanto azules, como el salmón, el atún o el bonito, como blancos, la merluza, el rodaballo o el rape.

MÁS EN COCINA CASERA Y FÁCIL:

Sopa de cebolla

Varias recetas de pollo

Risotto de hongos

Si te ha gustado esta receta puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy como FacebookTwitter e Instagram

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR
Aviso de cookies

#FrenarLaCurva