Categoría:
Nivel: Fácil
Tiempo de preparación: 60 minutos

PIMIENTOS ASADOS AL HORNO

Pimientos asados al horno: por Gorka Barredo

RECETA DE PIMIENTOS ASADOS AL HORNO

Pimientos asados al horno. Los has visto en tarros en un montón de supermercados. Si te has dejado caer en este pequeño artículo, es porque tienes ganas de prepararlos tú [email protected] en casa. Sabia decisión pues, como todo lo que sea casera, quedará mucho mejor. De más calidad y sin aditivos. Una receta muy fácil y rápida de hacer en casa. Además no lleva exceso trabajo preparar tus pimientos asados al horno caseros. Y para hacerlos, tan sólo necesitarás un ingrediente principal, pimientos rojos. Veamos su elaboración con detalle a continuación:

Pimientos asados al horno. Los guardaremos en conserva y como resultado, quedarán unos pimientos con una mayor calidad gastronómica que los pimientos en bote comprados

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 pimientos rojos grandes
  • sal
  • aceite de oliva

COMO HACER LOS PIMIENTOS ASADOS AL HORNO

  1. Ponemos los pimientos, enteros, en una fuente de horno. Los untamos de aceite. Lo podemos hacer con ayuda de un pincel o con las propias manos. Después añadimos una pizca de sal y metemos en el horno, previamente calentado a 180ºC, calor arriba y abajo. Los metemos en la rendija del medio y los dejamos aquí durante unos 50 minutos.
  2. Pasado el tiempo, retiramos los pimientos asados del horno. Habrán menguado bastante. Ahora, vamos a dejar que «suden». Con esto, soltarán mucho líquido. Un líquido que aprovecharemos después. También facilitaremos la labor de pelarlos. Para lograr que suden, tapamos por completo la bandeja de horno. Y dejamos que reposen a temperatura ambiente durante unos 30 minutos. Hasta que se hayan enfriado
  3. Ahora podemos pelar la piel con las manos. Saldrá con bastante facilidad. Hecho esto, los cortamos en tiras grandes. Si quieres, puedes retirar las pepitas. A mí me gustan pero si no es tu caso, retiraselas.
  4. Finalmente, cortamos los pimientos en tiras más pequeñas y los metemos en un bote. Cubrimos con el jugo que hayan soltado y los metemos en la nevera.

Sin conservarlos al vacío, estos pimientos asados al horno pueden durar perfectamente un mes guardados en la nevera. Son fáciles de hacer y más económicos que comprarlos ya hechos en el mercado. Además quedarán mejor ¡Anímate a hacerlos!

  1. Norma Solovey 24/05/2022
    • Veronica Redondo 24/05/2022

Deja tu comentario

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD RECETERA! 😋

X