PECHUGAS DE POLLO EN SALSA DE CEBOLLA

Pechugas de pollo en salsa de cebolla
Pechugas de pollo en salsa de cebolla

Tiempo de Preparación: 30 minutes

 

PECHUGAS DE POLLO EN SALSA DE CEBOLLA

 

Pechugas de pollo en salsa de cebolla. Una receta deliciosa y 100% casera. No requiere de muchos ingredientes y todos están al alcance de la mano. Por ello tampoco es un plato caro. Haremos nuestra propia salsa de cebolla que, aunque puede parecer otra cosa, es fácil y rápida de hacer si sabes como. Y en estos pocos pasos puedes aprenderlo. Te animo a preparar este plato de pechugas de pollo en salsa de cebolla. Una receta de esas que niños y mayores adorarán.

 

INGREDIENTES de las pechugas de pollo en salsa de cebolla para 4 personas:

 

  • 4 pechugas de pollo
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 2 hojas de laurel
  • 500ml de caldo de pollo
  • Harina
  • Perejil picado
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

 

RECETA DE LAS PECHUGAS DE POLLO EN SALSA DE CEBOLLA:

 

1.- Fileteamos las pechugas de pollo en dos. Es decir, que las cortamos en dos trozos a lo largo. Así obtendremos dos filetes muy gruesos, obteniendo después un resultado más jugoso.

2.- Pasamos cada filete por harina en sus dos caras. Después freímos en abundante aceite cada pechuga fileteada. La idea es sellar la harina sobre la superficie de la pechuga, dejando el interior crudo

3.- Ahora, en una sartén amplia, ponemos un poco del aceite, ya colado, que hemos utilizado para la fritura. Añadimos los dientes de ajo y la cebolla bien picados y salpimentamos. Dejamos cocinar unos 10 minutos a fuego suave, mientras vamos removiendo de vez en cuando

4.- Pasado este tiempo, añadimos las hojas de laurel y el vino blanco. El vino blanco le va a dar un toque ácido muy interesante que va a contrastar estupendamente con el dulce de la cebolla. Subimos la potencia del fuego y esperamos dos minutos, hasta que evapore el alcohol

5.- Es el turno de añadir el caldo del pollo. En principio, es mejor echar de menos porque si nos queda después una salsa muy densa, siempre se puede rectificar echando más caldo pero si nos pasamos, nos quedará muy licuada y será más difícil de rectificar después.

6.- Inmediatamente después, ponemos toda esta mezcla en una batidora y trituramos todo. Debe quedar una salsa más bien líquida pero, con cierto cuerpo. Sin grumo alguno. Si ves que te ha quedado muy densa, tan sólo añade un poco más de caldo.

7.- Devolvemos todo de nuevo a la sartén y llevamos de nuevo a ebullición a temperatura media. Introducimos en esta salsa nuestras pechugas de pollo y esperamos unos 10 minutos más, que se cocinen bien en su interior y haya intercambio de sabores

 

Y ya tenemos nuestras pechugas de pollo en salsa de cebolla listas para consumir. Es mejor servirlas en caliente para mantener todo el sabor y la textura cremosa de la salsa ¡Es muy fácil de hacer y queda de 10!

 

Si te ha gustado esta receta de pechugas de pollo en salsa de cebolla y nata por favor, compártelo en tu red social favorita ¡Esto me ayudaría mucho!

 

MAS EN COCINA CASERA Y FÁCIL

Pollo a la cerveza

Alitas de pollo a la barbacoa

Mejillones con tomate

 

 

MÁS RECETAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies