Categoría:
Nivel: Medio
Tiempo de preparación: 80 minutos

CROQUETAS DE QUESO

Croquetas de queso: por Verónica Redondo

RECETA DE CROQUETAS DE QUESO CREMOSAS

¡Cómo nos gustan las croquetas! Sobre todo si las croquetas son caseras. Su delicioso sabor es inconfundible. En esta ocasión vamos a preparar unas ricas croquetas de queso. Existen una gran variedad de quesos pero los que mejor combinan con esta elaboración es el roquefort o queso azul. Este queso de procedencia francesa (al igual que las croquetas) es de un sabor bastante intenso. Sin embargo al preparar las croquetas, la bechamel va a suavizar y cambiar ligeramente su sabor, aportándole un toque dulce y agradable. Esta receta es perfecta para elaborar en cualquier ocasión, facil y rápida de hacer en casa. Si tienes pensado preparar un aperitivo, prueba a hacer estas croquetas de queso, para ello, necesitas los siguientes ingredientes:

Ingredientes para 4 personas:

  • 200g de queso azul o Roquefort
  • 100g de harina
  • 1l de leche entera
  • 1 cebolla
  • 50g de mantequilla
  • 1huevo
  • pan rallado
  • 1 cucharada de nuez moscada
  • sal y pimienta
  • Aceite

COMO HACER CROQUETAS DE QUESO AZUL CASERAS

  1. En una cazuela, ponemos unos 50ml de aceite y la mantequilla a calentar a fuego suave. Es recomendable que la mantequilla esté fría. Cuando se haya derretido e integrado con el aceite, añadimos la cebolla cortada en tiras y salpimentamos. Removemos y dejamos que se cocine la cebolla durante unos 40 minutos a temperatura media.
  2. Cuando la cebolla se haya caramelizado -haya cogido un tono marron- añadimos los 100g de harina y removemos durante un minuto para que se integre con el resto de ingredientes.
  3. Hecho esto, sin apagar el fuego, agregamos unos 200ml de la leche y removemos con una varilla. Al principio, veremos que se formará una masa bastante espesa. Cuando esté integrado, volvemos a añadir otros 200ml de la leche y volvemos a integrar. Repetimos este proceso hasta añadir toda la leche.
  4. Para terminar la salsa bechamel de nuestras croquetas de queso, añadimos nuez moscada y el queso desmigado. Mezclamos todo bien para que no queden grumos y dejamos cocinar a fuego suave unos 10 o 15 minutos.
  5. Pasado este tiempo, apagamos el fuego y tapamos. Dejamos que la bechamel se temple. Luego, la metemos la cazuela en la nevera y dejamos que se enfríe completamente. Mínimo cuatro horas, mejor si es una noche entera.
  6. Con la masa bien fría, es el momento de preparar nuestras croquetas de queso. Cogemos una cucharada de la masa y le damos forma con la mano o con otra cuchara. Si vemos que se pega demasiado, podemos humedecer nuestras manos con un poco de aceite para trabajar con ella. Cuando tengamos la forma, vamos a pasar cada croqueta primero por huevo batido y luego por pan rallado. Las reservamos en un plato, y seguimos haciendo más croquetas hasta terminar con toda la masa.
  7. Una vez la hayamos terminado, metemos las croquetas de queso en la nevera durante unos 30 minutos, para que el empanado se asiente bien. Si quieres puedes acelerar este proceso, metiéndolas tan sólo unos 10 minutos en el congelador.
  8. Introducimos las croquetas en una cazuela, con abundante aceite caliente -a unos 180ºC, que las cubra por completo-. Vamos a ir friendo las croquetas de queso en pequeñas tandas durante unos 3 minutos. Cuando estén bien doradas, las retiramos del aceite con una espumadera y las colocamos en un plato con papel absorbente, para eliminar el exceso de aceite. Servimos inmediatamente.

Si las freimos justo antes de consumir, aprovecharemos todo su sabor. Como ves, preparar unas croquetas de queso caseras es muy sencillo. ¡Merece la pena y es muy fácil si sigues estos pasos! Esta elaboración es perfecta para incluir en tus menús más especiales como receta de navidad.

Más recetas caseras y fáciles:

Si te ha gustado esta receta puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy como FacebookTwitter e Instagram
loading...

Deja tu comentario

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD RECETERA! 😋

X