CARAMELO LÍQUIDO CASERO

Caramelo liquido casero receta fácil. Una receta muy sencilla de hacer en casa sin necesidad de ir al supermercado cada vez que quieras hacer tus postres favoritos.

Un caramelo líquido casero recién preparado.

Hoy vamos a preparar caramelo líquido casero. Una receta muy fácil para hacer en casa. Este ingrediente, se utiliza en muchos postres y dulces. Es una delicia hecha con azúcar, agua y un poco de limón. Así de simple. Los siropes comerciales suelen estar llenos de aditivos que los mantienen líquidos y los conservan mucho tiempo. Estos conservantes no tienen por que ser perjudiciales, pero cambian el sabor y la textura del caramelo. Por eso, cocinarlo en casa merece la pena. Eso sí, hay que tener cuidado con las quemaduras, ya que el caramelo líquido alcanza mucha temperatura. La técnica para hacerlo y que se mantenga líquido es muy fácil y aquí, te contamos como se hace. Dale a tus postres, flanes y otros platos un toque delicioso con este caramelo líquido casero.

INGREDIENTES del sirope de caramelo:

  • 250g de azúcar
  • 200ml de agua
  • 2 cucharadas de jugo de limón

RECETA DEL CARAMELO LÍQUIDO CASERO:

1.- En una cazuela ponemos 100ml del agua, el jugo de limón, y lo calentamos hasta que empiece a hervir. Cuando eso suceda, añadimos 200g de azúcar y bajamos la potencia del fuego a temperatura media, de tal forma que se cocine el azúcar pero que no lo queme. Removemos de vez en cuando mientras dejamos que se cocine durante 5 minutos. Poco a poco veremos que el azúcar se va tostando para formar el caramelo.

2.- Cuando el azúcar adquiera el color de la miel, añadimos otros 100ml de agua y el azúcar restante. Removemos y dejamos que se cocine a fuego suave. Cuando espese un poco y la consistencia sea parecida a la de la miel, lo retiramos del fuego y lo dejamos enfriar.

3.- Si al templarse el caramelo se endurece demasiado rápido, lo devolvemos al fuego y añadimos un poco más de agua y azúcar. Lo cocinamos un poco más a fuego suave hasta conseguir la consistencia deseada y finalmente, lo retiramos y dejamos que se enfríe.

Como ves, el caramelo líquido casero es fácil de cocinar. Es una receta sabrosa y con mejor sabor que el de los siropes comerciales. Eso si, ten mucho cuidado de no tocar el azúcar caliente para evitar quemaduras.

Si te ha gustado esta receta, puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy, como Facebook, Twitter e Instagram

MÁS EN COCINA CASERA Y FÁCIL

Flan de huevo casero

Tarta de queso y caramelo

Callos a la madrileña

MÁS RECETAS:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR
Aviso de cookies