QUÉ COMPRAR EN EL SUPERMERCADO DURANTE LA CUARENTENA

Por Néstor Martínez

Según los últimos datos, sabemos que hay cerca de 14000 contagiados en España de coronavirus, con una media de contagios de entre 2000 y 4000 personas al día y sumando ya 550 muertes. Ante este panorama, son muy comunes las fotografías de las Redes Sociales, donde la gente acude en masa a los supermercados, como si el mundo se fuese a acabar. Todo esto, ha obligado al Gobierno español a declarar en cuarentena a todo el país y ha controlar las cantidades de suministros que se pueden adquirir en los supermercados.

Colas que se aglomeran a la entrada de un Mercadona

¿Es realmente necesario llenar nuestras neveras y despensas de alimentos? A continuación, veremos que la respuesta es que NO y también veremos unos consejos sobre qué artículos comprar y en qué cantidades.


ANTE TODO, CALMA

No tiene sentido correr en masa a los supermercados, ya que en el boletin oficial del estado del 14 de marzo de este año se garantiza su apertura para abastecerse de alimento. Lo único que lograremos con esto será poner en peligro de forma innecesaria la línea de suministro. Para intentar reducir esta medida, el gobierno ha decretado que son 6 los artículos máximos que podemos adquirir. Se entiende que son 6 por artículos iguales. No en total. Aún así, si no ponemos de nuestra parte, la línea de suministro correrá serio peligro y será entonces cuando el Gobierno se verá obligado a tomar medidas aún más drásticas. De todos nosotros depende que esto no ocurra así que, veamos en qué debería consistir nuestra lista de la compra.

Estantes vacíos en todos los supermercados

¿QUÉ PRODUCTOS DEBERÍAMOS COMPRAR EN EL SUPERMECADO?

Básicamente en nuestra despensa debería haber lo siguiente. Y en las cantidades adecuadas:

  • Pescado: Alimento rico en proteínas. Dentro de la nevera, sobretodo en lata, durará mucho tiempo. Si lo queremos fresco, es mejor comprarlo en las cantidades habituales. Como si no pasase nada. Si lo congelamos perderá todo su valor gastronómico y si lo dejamos en la nevera, se nos va a estropear. Perdemos dinero y perjudicamos a otras personas que también necesitan este producto. Pensemos en los demás pues éste, es un problema que nos afecta a todos. Si lo vemos enlatado o ya congelado podemos abastecernos de algo más. Siempre sin superar esos 6 artículos por persona.
  • Carne: También fuente de proteínas. Al igual que con el pescado, la mejor medida para todos es comprarlo en cantidades normales. De nosotros depende mantener la línea de suministro intacta. De manera personal he podido comprobar que el pollo y el conejo abundan. Parece que la gente no los compran, así como no tampoco deja nada de ternera y cerdo. Compremos de todo. Pollo, conejo, ternera y cerdo. Sin abusar además, de carnes rojas que en exceso, son nocivas para la salud. Sigamos intentando mantener una dieta equilibrada.
  • Frutas: Normalmente ricas en vitamina C, responsable de la regeneración de tejidos, son productos poco perecederos que deberían estar en tu dieta. Las que se deben comprar son las no climatéricas, cuya maduración termina en el supermercado. Granadas, naranjas, uvas o piñas pueden ser una buena elección. La fruta es un producto menos perecedero que la carne. Deberíamos seguir comprándola en cantidades normales, ya que cada día nuestros supermercados las siguen reponiendo.
  • Verduras: En general contienen vitaminas A, que refuerza el sistema inmunitario, y K, responsable de la salud de los huesos y la coagulación de la sangre. Otro alimento de una duración útil media que nos va a durar una semana a lo sumo en la nevera. Por ello, la cantidad a comprar, debe ser similar a la fruta. Con las verduras, podemos hacer infinidad de recetas. En esta misma página, puedes encontrar unas cuantas, como las recetas de cremas y de verduras varias.
  • Sopas de sobre: Si no te quieres complicar en la cocina, no vienen mal y se pueden adquirir en mayor cantidad. Como siempre, sin superar esos 6 artículos por persona. Se preparan en un instante y su contenido es bajo en grasas.
  • Pasta: Poco que decir de este ingrediente. De lo más barato que existe, da muchísimo juego en la cocina, ya sea acompañado de salsas comerciales como caseras. Su duración es muy larga también. Llevarnos la cantidad habitual, sin exagerar, es lo adecuado.
  • Legumbres: Las legumbres han quitado el hambre en España durante décadas. Son baratas, fáciles de encontrar y pueden durar meses. Es por ello que es otro de los alimentos que comienzan a escasear. No obstante, no es necesario llevarse la cantidad para abastecernos como si fuésemos a encerrarnos durante 7 vidas. Porque un guiso de legumbres puede alimentar a nuestra familia por varios. Con abastecernos de ellas de manera normal, es más que suficiente.
  • Huevos: Son baratos, ricos en proteínas y dan muchísimo juego. Dentro de la nevera tienen una duración media de dos semanas. Aquí tienes otro listado de recetas con huevo.
  • Patatas: Un producto que da mucho juego, y que es bastante duradero. No obstante, probablemente por este mismo motivo, es un producto difícil de encontrar últimamente. Por ello, teniendo en cuenta este factor, es mejor comprar la cantidad habitual. Y si acaso, tan solo un poquito más. Recordemos que de que todos colaboremos y trabajemos más en colectividad, dependerá que pasemos esta crisis antes o después.
  • Aceite de oliva: Contiene polifenoles, que previenen el deterioro cognitivo y la demencia. Seguramente ya estaba en tu dieta, así que no lo abandones. Tampoco te lleves hasta la última garrafa pues su duración en la cocina es muy larga. Además, prácticamente no tiene fecha de caducidad.
  • Vinagre: Fundamental para algunos procesos metabólicos del cuerpo, también es de larga duración y a temperatura ambiente.
  • Arroz: Alimento sin gluten, muy popular, puede ser el alimento clave estos días. En algunos lugares está comenzando a ser complicado de encontrar, debido a principalmente porque también da mucho juego en la cocina y que su fecha de caducidad es muy larga. No obstante, lo de siempre: Prudencia y llevémonos sólo lo necesario, o UN POCO más de lo necesario pero, tampoco hace falta dejar el estante vacío.
  • Pan: Este artículo ilustra todo este sinsentido que estamos viviendo. El pan es uno de los productos más perecederos que existen. Dura apenas 12 horas hasta que comienza a perder sus propiedades. No obstante, los hay quienes se llevan la panadería entera a casa para, intuyo congelarlo, y tenerlo durante semanas en casa. No obstante, el pan congelado no dura más de 3 o 4 días, antes de que se vaya «al garete».
  • Frutos secos: El gran olvidado. Altos en grasas de «las buenas». Sin colesterol y muy ricos en proteínas, garantizan un alimento que durará mucho y que conservará sus propiedades durante la cuarentena. Además de ser un aperitivo delicioso.
  • Papel higiénico: En las redes se puede ver muchas bromas con respecto a este artículo. «Cuando uno tose, 100 se cagan» rezan algunos. Nadie se explica porqué desaparecen de las estanterías pero es una gran molestia para todo el mundo no poder adquirir este bien. Comprar su cantidad normal (en mi casa, tenemos SIEMPRE cantidad para de 2 a 4 semanas. Pero ahora tiene que haber gente que lo tenga para 2 a 4 meses). El papel higiénico, no va a desaparecer, salvo que nosotros mismos lo hagamos desaparecer. Así que comprar para abastecernos durante esas 3 semanas, es más que suficiente
  • Geles de manos: Me comentan de gente en Palencia (que seguramente habrá sido en más lugares también pero, cito lo que conozco de buena tinta) que, entre tres personas, han vaciado un estante entero. TRES PERSONAS. Esto ilustra muy bien todo este listado. Si nos dejamos llevar por el pánico, no haremos más que agravar esta crisis. Con un gel por cada tres personas que vivamos en una casa, será suficiente. Lavarse las manos, es una de las claves para no contraer la enfermedad. Hacerlo cada vez que entremos en contacto con algún objeto extraño. Pero tampoco es necesario hacerlo cada dos minutos.

CONCLUSIÓN

Existen más alimentos que puedes incluir en tus comidas, pero los mencionados se consideran importantes durante estos días. La lista es muy larga y si nos llevamos un poquito de cada una de ellas, estaríamos abastecidos durante semanas. Lo que no tiene sentido es «arramplar» con un artículo en cuestión, dejando las estanterías vacías. Lo más probable es que todo ese alimento, acabe en la basura. Esta crisis probablemente acabará antes de que nos demos cuenta y todo este producto, nos tocará tirarlo a la basura, si seguimos así. Con la correspondiente perdida económica de nuestros bolsillos, y con el perjuicio que ocasionaremos a los demás. Desde los profesionales de los mercados, que se juegan el pellejo a diario por abastecernos, hasta al vecino del piso de arriba, que no podrá adquirir los productos porque nos hemos llevado nosotros todo.

ASÍ QUE CALMA, QUE ENTRE TODOS, CON CABEZA, SALDREMOS DE ÉSTA

Si te ha gustado esta receta puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy como FacebookTwitter e Instagram

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

#FrenarLaCurva