Masa de pizza casera
Masa de pizza casera
por

Tiempo de Preparación:2 hours

 

MASA DE PIZZA CASERA facil

 

Masa de pizza casera. Muy facil de hacer. Lleva tan solo 5 ingredientes. Cada uno de ellos hace su función, para que quede esponjosa y crujiente a la vez. Explico cada uno de ellos a continuación. Hay que echarlos más o menos en su justa medida. Aunque, como cada marca de harina absorbe una cantidad distinta de líquido, las medidas no son exactas en todos los casos. Es decir, que las medidas que utilice yo, pueden no ser exactamente las mismas que utilices tú. Pero sí muy aproximadas. De todas formas, veremos una manera muy sencilla de saber cuándo está lista. A continuación, los ingredientes y la elaboración para hacer una masa de pizza casera:

 

INGREDIENTES de la masa de pizza casera por persona:

 

  • 150g Harina de trigo normal. No es necesario de fuerza. Es el ingrediente principal
  • 80ml de agua (aprox. la mitad). Echada en su cantidad justa tendremos después una pizza esponjosa. La humedad es la clave para que quede así.
  • 1 cucharada de aceite de oliva. Añadirá aromas a la masa.
  • 1/2 cucharadita de sal. Evitará que la masa tenga un sabor soso. Además, también ayuda a que la masa esponje.
  • 5g de Levadura de panadero fresca. O 2 g de la seca. Este ingrediente, además de ser el principal que hace que esponje, también añade mucho aroma a la masa de la pizza casera. Es importante no echar más que estas cantidades por persona porque, aunque es cierto que fermentará antes, también perderá mucho aroma en el proceso. Debe ser una fermentación lenta.

Finalmente reseñar que es muy importante no confundir la levadura de panadero con la levadura química. Explico sus diferencias aquí

RECETA DE LA MASA DE PIZZA CASERA:

 

MEZCLAR TODOS LOS INGREDIENTES :

 

Echar en un bol todos los ingredientes de la masa de pizza casera, dejando el agua para el final. La dejamos al final para echarla de poco en poco ya que, es muy fácil pasarse de agua. Y si esto nos ocurre, tendremos que rectificar de harina, de sal, de levadura… De todos los ingredientes. Y nos saldrá una masa de pizza casera para un regimiento, en vez de para las personas que habíamos pensado al principio. Por eso, es mejor ir echando el agua poco a poco y hacerlo al final. Echar un chorrito y mezclar con una cuchara. Si queda seco, echamos otro y volvemos a remover. ¿Cuánta agua echar en total? Pues más o menos, hasta que se hayan integrado todos los ingredientes. Que se haga una pequeña masa homogénea relativamente seca. Es decir que no quede demasiado húmeda o será ingobernable después. Tampoco demasiado seca o la pizza quedará poco esponjosa y sobre todo, muy dura. La clave para saber si está lista es que al tocarla, se pegue levemente a las manos.

 

AMASADO:

 

Es el turno del amasado. Como decía en el apartado anterior, la masa debe pegarse levemente a las manos y a la mesa. Especialmente los primeros minutos del amasado. Según vayan pasando los minutos, la masa cada vez se irá pegando menos y menos. Esto se debe a que el gluten se está desarrollando (motivo por el que amasamos). Amasar alrededor de 10 minutos. Hasta que quede una bola lisa, que no se pega a las manos y muy agradecida. Mientras amasamos, NUNCA echamos harina sobre la mesa. Ya que si hacemos ésto alteramos la cantidad harina/agua que explicaba en el anterior paso.

 

FERMENTACIÓN:

 

Este paso es sencillo. Y mientras fermenta, tú puedes ver la televisión o hacer lo que quieras. Metemos la masa de pizza casera en el mismo bol donde habíamos hecho la mezcla. Tapamos con un trapo húmedo o con una tapa de olla y dejamos fermentar un par de horas. Hasta que doble el tamaño. Como decía anteriormente, si echas más levadura fermentará mucho más rapido y tendremos la pizza esponjosa pero, faltarán los aromas. Por ello la fermentación debe ser lenta. El tiempo de fermentación exacto, también depende de la temperatura. Pero debe ser mínimo entre una hora y media y dos horas. Cuando haya doblado tamaño, estará lista. Tampoco la dejes más de lo necesario ya que no es bueno que la masa de pizza casera se sobrefermente. Caería después en el horno.

 

ESTIRADO:

 

Un paso un poco “peliagudo” pero igual de importante que los demás. Digo peliagudo porque muchas personas suelen estirar la masa con un rodillo. Si hacemos esto, perderá todas las burbujas que se habían formado durante la fermentación. Es mucho mejor hacerlo con las manos. Estírala con forma redonda o cuadrada, más gorda o más fina… A tu antojo pero, es mejor hacerlo con las manos. Así, por mucho que quieras aplastar, siempre quedarán burbujas en el interior de nuestra masa de pizza casera, que crecerán en el horno dando como resultado una pizza esponjosa.

 

Y llegados a este punto, tan solo queda echar los ingredientes sobre la masa de pizza casera. Pero ésto, lo dejo a tu antojo. Existen tantas pizzas distintas como ingredientes hay. Después la metemos al horno a 200ºC durante unos 10-15 minutos y ¡tendrás lista la pizza soñada! ¡Esponjosa por dentro y crujiente por fuera!

 

Si te gusta esta masa de pizza casera por favor, compártela en tu red social favorita. ¡Esto me ayudaría mucho!

 

MÁS EN COCINA CASERA Y FÁCIL:

Masa de pizza sin amasar

Pizza barbacoa

 

MASA DE PIZZA CASERA facil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información CERRAR